Llámalo X

Siempre me ha resultado curiosa la frase de Fermín Trujillo en LQSA cuando dice “yo también creo que algo hay, llámalo Dios, llámalo energía…” y realmente la comparto. Todas las personas tenemos de alguna forma una especie de motor que nos mueve a hacer ciertas cosas, a tomar decisiones y que nos conduce a vivir experiencias.

Forma parte de nuestro día a día y nos guía en nuestras elecciones marcando el presente y futuro. Pero, ¿cuál es ese motor? Pues depende de ti, de tus creencias, de tu religión, cultura y especialmente de tu personalidad.

Para algunos el motor de su vida es la fe. Otros creen que la vida es energía y todo se rige por energías positivas y negativas que fluyen. Para otros lo más importante es el karma, marcado por las actuaciones de las personas… y así un sinfín de posibilidades. ¿Y qué más da? Qué importa en lo que una persona crea si eso al final le hace ser mejor persona.

No importa el nombre. Llámalo X.

Anuncios