Llegó el momento de cerrar la puerta

El paso del tiempo o quizá la experiencia te enseña con los años que a veces es necesario cerrar puertas y abrir ventanas. Pasar página. Finalizar ese capítulo de tu vida que ha ocupado demasiado espacio de un libro que nosotros nos deberíamos encargar de escribir.

Hay veces que el miedo al ruido de ese portazo nos frena justo frente al dintel. Nos aterra la idea de no saber qué hay más allá, el miedo a fracasar, a tropezar… e intentamos convencernos de que lo que hay en este lado nos basta. Frenamos nuestro progreso y nos damos por satisfechos ¿por qué?.

Las barreras y fronteras nacieron para separar a pueblos, para dividir personas, pero sin duda, hoy podemos decir que las barreras psicológicas son mucho más fuertes que los muros de hormigón. Esas barreras que nos ponemos y que nos hacen culparnos de una situación que el destino y el azar construyeron para nosotros.

Si nuestra situación actual es culpa nuestra o no, jamás podrá impedir que luchemos por cambiar las cosas. Porque la vida nos depara a todos grandes momentos y grandes sorpresas pero nunca sabes detrás de que puerta. No dejes nunca de buscar, no importa las que tengas que abrir o cerrar, importa donde llegues al final. Porque quien no arriesga no gana. No tengas miedo, da un paso al frente.

Este post va dedicado a aquell@s que en este momento están justo en el dintel a punto de cerrar la puerta, de pasar página. Nunca sabes que hay al otro lado, pero seguro que es mejor 😉

Abriendo puertas…cerrando heridas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s